LECTURAS EN
LO QUE INDICAN LOS INDICADORES

El análisis del ahorro y la inversión

federico rubli kaiser

Economista, egresado del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Tiene estudios de maestría y doctorado por la Universidad de Columbia. Fue funcionario por 30 años en el Banco de México, fungiendo como director de Relaciones Externas, coordinador de la Oficina del Gobernador y gerente de Análisis Macrofinanciero, entre otros. Laboró en la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) y fue Economista Senior en el Fondo Monetario Internacional (FMI). Es socio consultor de MAAT Asesores S. C. para temas de análisis macroeconómico, finanzas y economía internacional y sistemas de pensiones. Es autor de libros y artículos y de una columna semanal en El Economista. Es miembro de tres comités técnicos del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) y del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI).

7

LECTURA

Introducción

En esta lectura se revisan los procesos del ahorro y la inversión en la macroeconomía, ya que son ingredientes fundamentales para el crecimiento económico medido por la expansión del Producto Interno Bruto (PIB). Es frecuente escuchar que el ahorro y la inversión son dos caras de la misma moneda y, efectivamente, se puede ver así, pues un concepto no puede darse sin el otro. Es por ello que se estudian ambos, de manera conjunta. Esta lectura se divide en cuatro secciones: la primera ofrece el marco conceptual tanto del ahorro como de la inversión; la segunda habla sobre los indicadores de la inversión que produce el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI); la tercera trata sobre el ahorro y la cuarta presenta una breve sección de conclusiones.

7

1. Ahorro e inversión

1.1. La relación entre ahorro e inversión

La definición conceptual de ahorro e inversión proviene de las Cuentas Nacionales y de la hoja de balance nacional, donde:

S = CNWH = NI – C

Lo anterior denota que el ahorro (S) es igual al cambio en la riqueza neta de loshogares (CNWH), lo que a su vez es igual al ingreso nacional (NI) menos el consumo (C).

I = CKS = NP – C

Por su parte, la inversión (I) es igual al cambio en el acervo (stock) de capital (CKS), que, a su vez, es igual al producto nacional (NP) menos el consumo (C).

Por identidad de las Cuentas Nacionales, se sabe que NI = NP, entonces se derivan dos identidades fundamentales:

S = I
CNWH = CKS

Es importante distinguir entre flujos y stocks: el ahorro es un flujo, la riqueza es un stock.

Para derivar el marco conceptual dentro de la macroeconomía de la interrelación entre ahorro e inversión, se utiliza un modelo keynesiano simple de economía abierta: 1

(1) Y = C + I + G + NX
(2) Yd = Y + R – T
(3) Yd = C + S
(4) C + S = Yd = Y + R – T
(5) S – I = (G + R – T) + NX si se introduce (1)→(4)

Ajustando se obtiene:

(6) NX = (S – I) + (T – R – G)

Donde:

Y = Ingreso
C = Consumo
I = Inversión
G = Consumo de gobierno
NX = Exportaciones netas
Yd = Ingreso disponible
R = Transferencias de gobierno
T = Impuestos
S = Ahorro

1 Para este marco conceptual puede consultarse a Dornbusch (1980), Mankiw (2017) y Parkin (2006).

En el modelo anterior, NX puede considerarse como el balance superavitario de la cuenta corriente (CC) de la balanza de pagos. Entonces, la derivación de la ecuación 6 es una relación muy importante, pues significa que el superávit de la cuenta corriente (CC) es igual al exceso del ahorro sobre la inversión privada más el balance superavitario del sector público. Queda así:

Superávit de la cuenta corriente
=
Exceso de ahorro sobre inversión + Superávit público

Por asimetría de lo anterior, se tiene un concepto fundamental:

Déficit de la cuenta corriente
=
Exceso de inversión sobre ahorro + Déficit público

En efecto, un déficit en la cuenta corriente siempre requerirá que, o bien la inversión privada exceda al ahorro o que el gobierno sea deficitario al gastar más de lo que recauda. Para ilustrarlo de manera clara, supóngase que el gobierno está en equilibrio en sus cuentas, entonces un déficit externo ineludiblemente reflejará que la economía tiene mayores oportunidades (proyectos) de inversión que de ahorro, y ello hará que crezca el PIB. Así, se ha derivado una relación simple para fundamentar que con mayor inversión se estimula la expansión de la producción de bienes y servicios en la economía.

1.2. Concepto de inversión

La inversión se asocia con la formación de capital. Este concepto enfatiza en el capital físico a diferencia del capital financiero y el capital humano. Así, la inversión es un flujo que, si es positivo, alimenta al acervo de capital físico de la economía. Este acervo, en un momento dado se va consumiendo o depreciando, pues una parte de la inversión que se realiza repone parte del capital que se va consumiendo, por lo que hay que hacer la distinción entre acervos brutos y netos.

Aunque en México se cuenta con cálculos mensuales de la Inversión Fija Bruta (IFB), desafortunadamente el cálculo de la depreciación se limita a una estimación anual dentro del Sistema de Cuentas Nacionales (SCN).

1.3. Concepto de ahorro

El ahorro -interno y externo- juega un papel clave en el desarrollo de los países, ya que constituye la principal fuente de recursos para el financiamiento de la inversión privada y pública. En particular y en referencia a ésta última, es crucial para la generación de proyectos de infraestructura y procesos de reforma estructural que promuevan el desarrollo económico y social.

Por otro lado, el ahorro es el proceso mediante el cual una economía reserva parte de su producto y lo utiliza para generar ingresos en el futuro. Por ejemplo: las unidades familiares guardan dinero para adquirir activos (propiedades, autos, etcétera), su esparcimiento, para la jubilación y para heredar.

Por su parte, las empresas acumulan utilidades para construir nuevas fábricas, adquirir bienes de capital y capacitar a la mano de obra. Los gobiernos acumulan activos para gastar en infraestructura, financiar pensiones y programas de seguridad social (salud y educación).

El ahorro agregado en la economía constituye la principal limitación al gasto en inversión y, por lo tanto, desempeña un papel macroeconómico crucial. Debido a que el gasto en inversión proporciona un vínculo clave que conduce a la productividad y el crecimiento del ingreso real para que la economía avance a un ritmo aceptable se requiere una adecuada oferta de ahorro.

El tema del ahorro es extraordinariamente complejo ya que lo determina en gran parte el comportamiento humano, a través de sus preferencias y respuesta a incentivos. Por ello, dentro de la teoría económica, muchos aspectos del proceso del ahorro aún no se comprenden en su totalidad. Por lo mismo, tampoco existe consenso sobre la definición básica del ahorro y hay un sinnúmero de problemas con respecto a las metodologías de medición y los datos, así como conceptos difíciles de cuantificar.

Lo que sí se sabe, es que el ahorro representa la parte del ingreso disponible que no se gasta en bienes y servicios de consumo (o consumo final de los hogares), por lo que se obtiene de restar uno al otro. Por definición, el ingreso no gastado se destina a la adquisición de activos o a la reducción de pasivos. También se puede materializar en un aumento del dinero que es, en sí mismo, un activo financiero.

A nivel contable, como se vio en el modelo keynesiano simple anterior, el ahorro es igual a la inversión, por lo que se constituye un vínculo entre las cuentas corrientes (gasto del consumo de los hogares y del gobierno) y las de acumulación (como la del capital) del SCN.

Ahora bien, el ahorro total tiene dos orígenes: interno y externo. El segundo -también conocido como los préstamos netos del resto del mundo o el excedente de la nación por transacciones corrientes-, por definición, es igual al balance de la cuenta de capital (CK) menos la acumulación de reservas internacionales (ΔRI) en la balanza de pagos, que, a su vez, es igual al déficit de la cuenta corriente (-CC):

Balanza de pagos => CC + CK – ΔRI = 0
CK – ΔRI = – CC

Por lo mismo, si el balance de cuenta corriente es un déficit (-CC), existe un ahorro externo positivo (el resto del mundo envía recursos a la economía) y viceversa. Esto es compatible con el resultado que se presentó con el modelo simple de la sección 1.1.

1.4. La importancia del ahorro y la inversión en el crecimiento económico

Queda claro que los procesos del ahorro y la inversión son ingredientes fundamentales para que haya expansión económica. El fundamento teórico para sustentar esta importancia se puede derivar del enfoque neoclásico, a través de las funciones de producción tipo Cobb-Douglas y de los modelos de crecimiento seminales de Solow, sustentados en que la acumulación de capital, mediante inversión, aumenta el ingreso nacional, la relevancia del cambio tecnológico, el crecimiento poblacional y las extensiones al modelo para incluir al capital humano. En estos modelos, la relación ahorro-inversión refleja la disponibilidad de los recursos necesarios para financiar el proceso de acumulación de capital que, a su vez, impacta favorablemente en el crecimiento del PIB.

2. Indicadores de la inversión en México

En México, el INEGI produce tres indicadores de la inversión: a) indicador mensual de Inversión Fija Bruta (IFB); b) cálculo trimestral de la Formación Bruta de Capital Fijo (FBCF); y c) cálculo anual en el SCN.

2.1. Consideraciones para el cálculo de la inversión

Como ya se mencionó, en las Cuentas Nacionales se utiliza a la formación de capital fijo (FCF) como sinónimo de la inversión y debido a la depreciación se hace la distinción entre acervos brutos y netos. Debe recalcarse la limitación que se expresó anteriormente de que el cálculo de la depreciación solo se efectúa en el SCN con periodicidad anual mientras que la Inversión Fija Bruta se calcula mensualmente.

La Formación Bruta de Capital Fijo es la suma de la Inversión Fija Bruta y la variación de existencias que, a su vez, es igual al ahorro bruto total de la economía:

Formación Bruta de Capital Fijo
=
Inversión Fija Bruta + Variación de existencias + Discrepancia estadística

Diagrama 1
Desagregación de la Inversión Fija Bruta
Promedio de varios años

Fuente:
INEGI.

El INEGI introdujo una estimación explícita de la variación de existencias (cambio en inventarios) por primera vez en 2013 (cuando hizo el cambio a base 2008; en 2018 cambió a base 2013). Anteriormente, era parte de la discrepancia estadística, mientras que ahora son dos componentes separados.
2.2. Indicador mensual de la IFB2

Este indicador permite un amplio conocimiento sobre el comportamiento de la inversión en el corto plazo, la cual está integrada por los bienes utilizados en el proceso productivo durante más de un año y que están sujetos a derechos de propiedad. Este indicador muestra cómo una gran parte del nuevo valor agregado bruto en la economía se invierte en lugar de ser consumido.

Se publica con poco más de dos meses de rezago y tiene cobertura geográfica nacional. Incorpora una desagregación para la construcción -en residencial y no residencial- y para la maquinaria y equipo -en nacional y origen importado- y cada uno de estos dos conceptos los desglosa en equipo de transporte y en maquinaria, equipo y otros bienes. Este indicador alcanza una representatividad en promedio del 97.7% del valor de la Formación Bruta de Capital Fijo. El cálculo de este indicador incorpora lineamientos internacionales sobre la contabilidad nacional que han sido establecidos por la Comisión de Estadística de la Organización de las Naciones Unidas dentro del Grupo de Trabajo de Cuentas Nacionales del Intersecretariado (ISWGNA, por sus siglas en inglés) compuesto por cinco instituciones: la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Oficina Europea de Estadística (EUROSTAT).3

Tabla 1
Inversión Fija Bruta durante marzo de 2020
Cifras desestacionalizdas por componente 1/

2 Véase la metodología en el “Sistema de Cuentas Nacionales de México. Fuentes y Metodologías, Año Base 2013”, pp. 392-401,  Enlace
3 La compilación del trabajo de estos cinco organismos la realizó el Fondo Monetario Internacional como “Sistema de Cuentas Nacionales 2008”, Enlace

1/ La serie desestacionalizada de la Inversión Fija Bruta y la de sus agregados se calculan de manera independiente a la de sus componentes.

Fuente:
INEGI.

El diagrama 1 presenta la desagregación descrita y muestra la proporción de dichos componentes para un promedio de varios años.

Mensualmente el INEGI da a conocer, mediante boletines de prensa, diversas tablas con las cifras correspondientes a desgloses anteriores. Para ejemplificar, la tabla 1 corresponde a las cifras de marzo de 2020.4

Igualmente, en dicho boletín de prensa se presentan varias gráficas. Se reproducen a continuación las más importantes: la IFB total (gráfica 1); la del sector de la construcción (gráfica 2) y la inversión en maquinaria y equipo (gráfica 3). Todas son con series desestacionalizadas y muestran la tendencia-ciclo.

4 INEGI (2020a).

2.3. Cálculo trimestral de la Formación Bruta de Capital Fijo (FBCF)

Existen dos desagregaciones de la Formación Bruta de Capital Fijo (FBCF) trimestral que hace el INEGI: 5 

  1. En el rubro Oferta y demanda global de bienes y servicios en la sección de indicadores económicos de coyuntura.
  2. En el rubro Oferta y demanda global de bienes y servicios del SCN. De esta forma se da el desglose por origen en distintas series originales (construcción residencial y no residencial, maquinaria y equipo nacional e importado) y por comprador (privada y pública, a su vez con desagregación entre construcción y maquinaria y equipo). En series desestacionalizadas solo viene desglosado por comprador (pública y privada).

5 Véase la metodología en
el “Sistema de Cuentas
Nacionales de México. Fuentes y
Metodologías, Año Base 2013”,
pp. 387-389, Enlace

Gráfica 1
Inversión Fija Bruta a marzo de 2020
Series desestacionalizada y de tendencia-ciclo
Índice base 2013=100

| Serie desestacionalizada
| Tendencia-ciclo

Gráfica 2
Construcción a marzo de 2020
Series desestacionalizada y de tendencia-ciclo
Índice base 2013=100

| Serie desestacionalizada
| Tendencia-ciclo

Gráfica 3
Maquinaria y equipo total a marzo de 2020
Series desestacionalizada y de tendencia-ciclo
Índice base 2013=100

| Serie desestacionalizada
| Tendencia-ciclo

Fuentes:
Elaboración propia con datos de INEGI.

Algunas precisiones sobre el cálculo de la FBCF son:
  1. Comprende la compra de bienes que los productores realizan para incrementar sus activos fijos.
  2. Incluye gastos en mejoras o reformas que prolonguen la vida útil o la productividad del bien.
  3. Valúa a precios de comprador.
  4. Abarca bienes que pueden ser comprados o producirse por cuenta propia.
  5. Distingue entre artículos producidos en el país, los cuales deben tratarse como bienes nuevos (no usados) y los de origen importado, que pueden ser nuevos o de segunda mano. 

Tabla 2
Oferta y demanda global de bienes y serivcios al tercer trimestre de 2019
Cifras desestacionalizadas1/

1/ Las series desestacionalizadas de la oferta y la demanda global se calculan de manera independiente a la de sus componentes, por lo que no necesariamente reflejan el comportamiento de dichos componentes.
2/ NA = No aplica.
Fuente: INEGI.

La tabla 2 corresponde al cálculo del tercer trimestre de 2019 en cuanto a la oferta y demanda global de bienes y servicios, ubicada en la sección de indicadores económicos de coyuntura del INEGI. 6

También en la sección de indicadores económicos de coyuntura del INEGI se publican las gráficas de los componentes correspondientes. Se presenta a continuación la gráfica 4, 7 relativa a la FBCF (renglón 6 de la tabla 2).

El cálculo trimestral de la FBCF en SCN se desglosa en el diagrama 2 en un promedio para varios años. En este indicador, se destaca el desglose entre público y privado.

6 INEGI (2019a).
7 INEGI (2019a).
2.4. Cálculo anual de la FBCF de CN8

Este cálculo anual de la FBCF, a partir del SCN, se publica con un rezago considerable de casi un año. Se encuentra en el apartado Cuentas de bienes y servicios, base 2013 en la sección de Cuentas Nacionales del INEGI.

En su cálculo anual, el SCN comprende el circuito completo de las cuentas de generación de ingreso, de ingreso nacional disponible, de capital, de transacciones con el exterior y otras más. Comprende una secuencia de cuentas de flujos que están vinculadas entre sí, de tal forma que comprenden una secuencia de cuentas en un todo articulado.

8 La metodología puede
consultarse en el “Sistema de
Cuentas Nacionales de México.
Fuentes y Metodologías, Año Base
2013”, pp. 51-53, Enlace

Gráfica 4
Formación Bruta de Capital Fijo al tercer trimestre de 2019
Series desestacionalizada y de tendencia-ciclo
Millones de pesos a precios de 2013

| Desestacionalizado
| Tendencia-ciclo

Fuente:
Elaboración propia con datos de INEGI.

Diagrama 2
Desglose del cálculo trimestral de la Formación Bruta de Capital Fijo
Ponderaciones de 2016

Fuente:
INEGI.

Diagrama 3
FBCF por actividad de destino
Por ciento

FBCF por origen
Por ciento

1/R = cifras revisadas.
2/ P = cifras preliminares.

Fuente:
INEGI.

En 2017, el INEGI introdujo series de las Cuentas Nacionales (reducida) desde 1993, lo que representó un trabajo exhaustivo. La desagregación es mucho mayor que los cálculos mensuales o trimestrales, ya que:
  1. La cuenta de capital se divide en viviendas, otros edificios y estructuras, equipo de transporte y otra maquinaria y equipo.
  2. Existen cálculos de consumo de capital fijo (depreciación) y transferencias de capital del resto del mundo.
  3. Existe un desglose por sector de actividad económica (dos dígitos).
  4. Existe un desglose por tipo de bien y origen: en construcción se incluyen viviendas, edificios no residenciales y mejoras de tierras. En maquinaria y equipo hay equipo de transporte, otra maquinaria y equipo, productos de la propiedad intelectual y animales reproductores.

La información completa se presenta en un boletín por actividad de destino (primaria, secundaria y terciaria) y también por origen, es decir, nacional o importada. En el diagrama 3 se muestran las proporciones, ya que las cifras completas están contenidas en el boletín. 9

9 INEGI (2019b).

3. El ahorro

El principio fundamental del ahorro es posponer consumo presente para trasladarlo a consumo futuro. Esa es la razón principal del ahorro. Es un comportamiento derivado del mapa de preferencias de los individuos, y por ello es relevante el concepto de la tasa intertemporal de descuento (intertemporal rate of time preference).

3.1. Factores de determinación del ahorro

  1. El ingreso: es el ingreso disponible en un momento dado; el ingreso a lo largo de la vida (teoría del ingreso permanente y del ciclo de vida); el ingreso laboral y no laboral; y las expectativas de ingresos futuros. Muestra una relación positiva.
  2. Tasa de interés: se esperaría un impacto positivo, no obstante, se pueden contraponer los efectos de sustitución e ingreso relegándolo a una cuestión empírica. En el ahorro financiero no es ambiguo; la relación es positiva.
  3. Factores demográficos: el crecimiento poblacional conduciría a una reducción en la razón consumo e ingreso; en general a mayor población, mayores exigencias de ahorro. Cambios en tasas de dependencia de jóvenes o viejos inciden sobre el ahorro.
  4. El ahorro externo: la hipótesis general es de una relación negativa entre el ahorro interno y el externo, especialmente cuando el crédito externo está racionado. Se da un efecto de desplazamiento del ahorro interno cuando aumenta el ahorro externo, pero hay problemas de medición de este desplazamiento.
  5. Restricciones de liquidez: este concepto supone imperfecciones en los mercados de capital con problemas de racionamiento e información asimétrica.
  6. Acervo de riqueza: se plantea una relación inversa entre el nivel de riqueza neta y el ahorro, ya que al aumentar la primera resulta menos atractivo posponer el consumo presente.
  7. Inflación e incertidumbre: es de efecto ambiguo. Una relación positiva puede derivarse de un ahorro involuntario debido a cambios no esperados en la inflación o por una reducción en el consumo causada por una pérdida de riqueza asociado con la inflación. Por otro lado, una relación negativa resulta de una transferencia de dinero para aumentar el consumo de bienes, en particular, duraderos. Otra posibilidad deriva de la incertidumbre asociada con la inflación: una relación positiva derivada del motivo precaucional; y una negativa, ocasionada por un cambio en el consumo para evitar una reducción en el valor de los saldos reales ahorrados.
  8. Ahorro público: se vincula con el debate entre ahorro público y privado. Gira en torno a la aplicabilidad del teorema de la Equivalencia Ricardiana, que sugiere que la deuda pública es equivalente a impuestos futuros y, si los consumidores son racionales, los impuestos futuros serán equivalentes a impuestos presentes, de tal suerte que una reducción en el ahorro público -a consecuencia de una reducción de impuestos financiada por deuda- no tendría impacto sobre el consumo privado, pero sí sobre el ahorro privado, el cual aumentaría en la misma proporción que la reducción en el ahorro público.
  9. Factores inexplicables (“todo lo demás”): todos aquellos factores restantes, entre ellos psicológicos, sociológicos, culturales, etcétera. Es lo que Keynes denominó animal spirits, al explicar el comportamiento de la inversión.
  10. Explicación novedosa: la contribución de la economía conductual (behavioral economics) para explicar la toma de decisiones del ahorro desde otro ángulo del comportamiento.
3.2. Modelos del ahorro10

Modelo keynesiano: además de las relaciones básicas ya vistas, en este enfoque es importante el concepto de la propensión marginal a consumir (c) y la propensión marginal a ahorrar (s):

C = c(Y – T), y S = s(Y – T)

Modelo de decisión intertemporal: las decisiones de consumo y de ahorro son decisiones de varios periodos, por lo que su determinación se da en un contexto intertemporal. Por lo tanto, el ahorro no es en función del ingreso disponible corriente, sino del ingreso que se recibe a lo largo de la vida. Así, la decisión óptima de cuánto ahorrar parte de la maximización de una función de utilidad del consumo U(ct) sujeta a la restricción presupuestal dada por el flujo de sus ingresos yt a lo largo de todos los periodos (su vida) considerando una dotación inicial At y la tasa de interés existente r:

La máxima cantidad que puede consumir un individuo es igual al valor presente de su flujo futuro de ingresos. Es decir, considerando que se está maximizando en términos de expectativas E:

U = Et( ∑ v(Ct))

donde t = 1…n y la maximización se sujeta a la restricción anterior.

Modelo del ciclo de vida: propuesto por Modigliani y Brumberg, en 1954, este modelo considera las decisiones de ahorro y consumo a lo largo de la vida, interactuando con la riqueza (capital físico y humano) y la edad.

Modelo del ahorro precautorio: la premisa fundamental de este modelo es que este es un mundo de riesgo e incertidumbre, y por ello se busca protección en la forma de ahorrar precautoriamente. En este modelo son relevantes los conceptos como aversión o amor al riesgo, cálculo de probabilidades de incertidumbres, etcétera. Es un modelo que parte de fuertes fundamentos microeconómicos del comportamiento.

Modelo de restricción de liquidez: surge a partir de la crítica de que los modelos de optimización suponen mercados perfectos de capital, lo que implica que los individuos pueden transferir recursos a lo largo de toda la vida sin ningún costo de transacción y a una tasa única. En la realidad hay imperfecciones en los mercados de capital que hacen que haya racionamientos, costos de transacción y otras consideraciones que son restricciones de liquidez. Lo valioso de estos modelos es que introducen al crédito como una variable importante que influye en las decisiones de consumo e inversión. Una manera de enfrentar la restricción de liquidez es endeudarse, pero el nivel de deuda impacta en las decisiones de consumo y ahorro. También pueden analizarse en contextos intertemporales.

10 Principalmente basado en Villagómez (2008).

Gráfica 5
Inicador trimestral del ahorro bruto al cuarto trimestre de 2019
Millones de pesos a precios corrientes

| Serie desestacionalizada
| Tendencia-ciclo

Fuente:
Elaboración propia con datos de INEGI.

Modelo con altruismo intergeneracional: los individuos no solo se interesan en su propio bienestar, sino que también consideran el bienestar de su descendencia, es decir, las futuras generaciones. Las transferencias intergeneracionales, en la forma de herencias, son un motivo adicional para ahorrar. El nivel de consumo considera no solo los ingresos presentes y futuros, sino también esas transferencias. Un aumento en las transferencias de padres a hijos, debido a un aumento del altruismo, requiere un incremento del ahorro. Estos modelos sirven para analizar el comportamiento de los hijos ante esa actitud altruista de los padres: por ejemplo, los hijos consumirán más en el presente o ahorrarán menos en su ciclo de vida. Esto puede impactar en sus decisiones del mercado laboral, etcétera.

Modelos de ahorro para el retiro: son modelos relativamente más nuevos en el análisis. El motivo principal para ahorrar es poder financiar los gastos en la vejez, una vez que se ha salido del mercado laboral activo. El modelo del ciclo de vida fue el primer modelo de ahorro para el retiro; hoy se han sofisticado mucho más al considerar, por ejemplo, un objetivo de tasa de remplazo, la decisión de postergar la decisión de la jubilación, el impacto de políticas públicas como cambios en la tasa de contribución, las decisiones de ahorro voluntario, las decisiones del mercado laboral (informalidad vs. formalidad), etcétera.

3.3. Medición del ahorro bruto (indicador trimestral)

Este indicador representa la parte del ingreso disponible que no se gasta ni en bienes ni en servicios de consumo final, permitiendo con los recursos restantes la adquisición de activos por parte de las personas. Se refiere al principal indicador del ahorro, que el INEGI provee trimestralmente (gráfica 5).

Conclusiones

Con esta lectura los lectores se han familiarizado con los mecanismos del ahorro y la inversión, su interrelación y los procesos que se generan desde un punto de vista macroeconómico. Asimismo, se presentaron los principales indicadores al respecto que produce el INEGI.

El ahorro y la inversión alimentan, de manera importante, el crecimiento económico: es claro que sin inversión no hay crecimiento y sin ahorro no hay inversión. Un componente crucial es que tiene que existir una política pública de incentivos fiscales amplios que favorezca tanto al ahorro como a la inversión. Es decir, se tiene que diseñar un esquema fiscal completo y simple de deducciones que influya en el comportamiento de los individuos para alentar la inversión y el ahorro.

El ahorro implica dejar de consumir hoy para hacerlo mañana, pero la evidencia indica que en México las personas prefieren consumir hoy. Una encuesta de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR)11 arrojó que solo 34% de los mexicanos tiene el hábito de ahorrar. Por ello, se requieren no solo los incentivos mencionados sino una labor permanente de educación para fomentar dicho hábito.

Deben recalcarse dos aspectos que esta lectura no incluyó: la inversión en capital humano y el ahorro financiero. Este último se genera y canaliza a través del sistema financiero, producto de la labor de intermediación de las instituciones del sistema. De hecho, dicho sistema es el vehículo para ahorrar en los modelos que se comentaron, pero ése sería un tema aparte.

Finalmente, el ahorro para el retiro es fundamental para tener una pensión suficiente para financiar los gastos de la vejez, tema que se verá en la siguiente lectura.

7

11 CONSAR (2013).

Bibliografía

Barro J. Robert (1997), Macroeconomics, Fifth Edition, MIT Press, Cambridge, Massachusetts.

CONSAR (2013), Encuesta Nacional 2013 “Conocimiento y percepción del SAR”, Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro,México.

Dornbusch, Rudiger (1980), Open Economy Macroeconomics, Basic Books, Nueva York.

FMI (2008), “Sistema de Cuentas Nacionales 2008”, Fondo Monetario Internacional, Washington, D. C., Enlace

Heath, Jonathan (2012), Lo que indican los indicadores: cómo utilizar la información estadística para entender la realidad económica de México, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, México.

INEGI (2018), “Sistema de Cuentas Nacionales de México. Fuentes y Metodologías, Año Base 2013”, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, México, Enlace

INEGI (2019a), “Oferta y demanda global de bienes y servicios cifras durante el tercer trimestre de 2019”, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, México, Enlace

INEGI (2019b), “Tablas origen-destino de la formación bruta de capital fijo 2018 preliminar. Año base 2013”, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, México, Enlace

INEGI (2020), “Indicador trimestral del ahorro bruto cifras durante el cuarto trimestre de 2019”, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, México, Enlace

INEGI (2020a), “Indicador mensual de la Inversión Fija Bruta en México durante marzo de 2020”, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, México, Enlace

Mankiw, N. Gregory (2017), Principios de Economía, Cengage Learning Editores, México.

Parkin, Michael (2006), Economía, Pearson Educación, México.

Villagómez, Alejandro (2008), El ahorro en México desde 1960, Centro de Investigación y Docencia Económicas, México.

Al MIDE Digital:

¡La tecnología nos acerca! Disfruta de interactivos, quizzes y charlas del mundo económico.

Al museo:

Planea tu visita al MIDE en la CDMX. Consulta horarios y compra tus boletos en línea.

Índice